miércoles, junio 22, 2011

¿Por qué hacer cine? (en México)


Dov Simens explica en su libro "From reel to deal" las minucias de la producción de cine en Hollywood. Es un balde de agua fría, porque desde el punto de vista de la producción al cine hay que verlo como negocio, no como arte.



En México tengo entendido muy pocas películas (por no decir casi ni una) logran recuperar la inversión con las que se hicieron, la mayoría tienen pérdida. Basicamente nadie va a ver las películas mexicanas cuando se estrenan, y cuando van se encuentran que el cine decidió proyectar cualquier otra cosa. He tenido la oportunidad de platicar con algunos directores mexicanos que me confirman esta percepción, historias de horror que van desde el que tuvo que vender su coche para terminar de pagar la película (que no era de su propiedad), hasta el que se le olvidó cobrar sueldo esperando ganancias que nunca llegaron o llegarán.

También existe el caso del director que tiene una película pero no distribuidor. Si a mediados de los noventas se hacían menos de diez películas al año, ahora se realizan varias decenas pero no hay quien las distribuya, y mucho menos cines que las proyecten. Como obra de Pirandello: setenta películas en busca de exhibidor.

Cuando terminé el cortometraje Un duelo, intenté hacer el transfer a cine. Pensaba que era necesario para ingresar a festivales, resultó que no. De las pocas empresas mexicanas que pueden hacer eso, solamente una me devolvió la llamada con una cotización. El costo de transferir tres minutos de imágenes y audio a celuloide era de $17,000 USD ¡por tres míseros minutos! luego supe que el costo en Estados Unidos hubiera sido diez veces menos. Tengo claro que aquellos que proveen servicios al cine sí tienen ganancias, y holgadas.

Apareció una ley que obliga al gobierno a regalar dinero a entes privados para producir cine mexicano. El famoso "artículo 226" es una de las formas con las que se ha logrado obtener dinero para producir cine, cine que no se ve. Con todo esto no logro comprender mucho qué es lo que mantiene a productores mexicanos buscando hacer cine, si está claro que casi ninguno recupera la inversión.

Etiquetas: , ,

martes, junio 21, 2011

Educar para explotar II

La respuesta ha sido buena. Ya hay varios chavos que preguntan sobre el programa "Educar para explotar". Estoy afinando un poco el plan, que después de darle vueltas creo que consistirá en pasantías cortas de uno a tres meses, donde los voluntarios tendrían la posibilidad de recibir orientación en un ambiente similar al de la producción de animación real. De esta forma podré analizar si al final del camino alguien muestra capacidades, que a corto o mediano plazo les permita ser contratados, en mi estudio o en otro.


Etiquetas:

martes, junio 14, 2011

Educar para explotar

Hoy tuve la oportunidad de dar una plática sobre animación y Blender, el programa que estamos usando para realizar el cortometraje. Esto fue parte de la escusa por las celebraciones de los diez años de Cofradia.org.

En varias pláticas del día se repitió el dilema de no encontrar en México gente calificada en ciertos ramos tecnológicos. Justo el problema al que me enfrento si quiero contratar animadores para proyectos grandes, no hay suficiente gente en México y los pocos capacitados ya tienen trabajo o se fueron al extranjero.

Pop, el creador de Cofradía.org desde hace tiempo ha propuesto jocosamente la fórmula "educar para explotar", que es lo que hacen en otras partes, o industrias (una televisora me viene a la mente rapidamente). Más de una vez me han visto de forma extraña cuando explico que mi estrategia el último año ha sido contratar a mis aprendices, pagar por enseñar. Pero es algo que se ha hecho desde Walt Disney (no digo antes porque seguro en la edad media un aprendiz de herrero no ganaba sueldo), y aunque no me comparo con el congelado empresario creo que el círculo vicioso falta de experiencia-falta de trabajo se debe romper de alguna manera. Por otra parte no podría dormir al tener a mis aprendices trabajando en comerciales pagados sin sueldo. No solamente los animadores cobran cada quincena, también aporto los recursos del estudio para que aprendan, a veces la hago de tutor, y de vez en cuando pago parte de cursos cuando viene un animador extranjero.

Buscando mano de obra he recurrido a las nuevas escuelas que han aparecido en los últimos años. Una exclusiva universidad privada creó una licenciatura de "animación y diseño digital"; me contactaron de forma bastante informal varios de sus pronto a ser titulados estudiantes, dan tristeza las carpetas que han podido crear mientras estudian, al parecer ni siquiera los preparan para pedir trabajo. Tengo claro que esta industria se encuentra tan inmadura que no hay coincidencia entre academia y empresas, que los profesores deben cumplir con altos requisitos académicos pero no cuentan con experiencia profesional animando o generando contenido digital, pura teoría pues.

Me encantaría que el estado pagara por educar suficientes animadores competentes, pero mientas eso sucede intentaré educar para explotar.

Etiquetas: , ,

lunes, junio 13, 2011

Fin de un cliclo, inicio de otros

Finalmente terminé mis clases en Animation Mentor, la escuela de animación que iniciaron Carlos Baena y Bobby Beck, animadores de Pixar. Fue dificil combinar el trabajo con la escuela, cosa que ya había hecho antes pero que unos años más tarde lo siento de forma distinta. Cada curso fue impartido por un animador con experiencia; los de Pixar fueron los más rudos, los de DreamWorks más alivianados pero también exigentes a su manera. Con razón los estudios de Hollywood contratan a los egresados de la escuela en masa, tan solo hace unos meses 40 alumnos entraron a trabajar a Sony.

Tengo claro que las técnicas y procedimientos que me enseñaron no hay forma de adquirirlas facilmente de forma autodidacta, y que en México los estudios las desconocen o se niegan a usar ¿para qué? si es el software el que anima. Por mi parte he estado pasando ese conocimiento a los muchachos que trabajan conmigo, algunos lo han sabido aprovechar.

Hace poco Animation Mentor anunció nuevos cursos, un poco más avanzados. Por ahora estoy agotado, así que tomaré un descanso y luego consideraré continuar la aventura. Por el momento me concentraré en terminar el cortometraje y los proyectos que tengamos en el estudio.

La graduación es en San Francisco, California. Debería ir, estoy entusiasmado pero esa fecha interfiere con otros planes que tenemos con la familia desde hace tiempo.

Etiquetas: , ,

martes, junio 07, 2011

Noticias del corto

He actualizado poco el avance del corto, pero puedo decir que ya tenemos seis minutos de animación, calculo que falta un minuto más.

Este proyecto ha sido un reto muy grande en varios sentidos, pero creo que el balance es muy positivo. Creo que hemos mantenido una calidad de animación bastante buena y de vez en cuando aparecen nuevos retos. Hoy animé mi primer cuadrúpedo; un caballo. Nunca había animado un caballo y decidí que debía probar dos cosas: mi capacidad de animar uno y desde la parte técnica los "hilos" que mueven al monito. Yo no hice el modelo, y el encargado de esa tarea nunca probó que los hilos funcionaran, resultó que durante la prueba comprobé que no estaba completamente listo para animar. Descubrí que se puede descomponer el movimiento de un caballo en dos: las patas delanteras se mueven muy parecido a una persona, las patas traseras se mueven como las de una avestruz.


Dejo la prueba de animación de hoy.

video

Etiquetas: , ,