lunes, marzo 05, 2007

Nos fuimos...

El viernes pasado partimos hacia Chile. EL vuelo estuvo bastante tranquilo, el viaje es de aproximadamente 8 horas y tuvimos la enorme suerte que tanto la salida como la llegada coincidieran con el horario de sueño de Ruy. El vuelo fue nocturno y poco después de despegar del aeropuerto nos armaron una pequeña cunita para Ruy, quien durmiò de (literalmente) un viaje, sin embargo estuvo toda la noche movièndose en su pequeña cuna que tendrìa el tamaño de una cajonera, posiblemente màs pequeña.

No pude dormir en toda la noche, en parte porque siempre me da claustrofobia intentar dormir en esos asientos pequeños y yo creo que ahora se agregò que estuve pendiente del bebè que se portò de maravilla. Mientras despegaba el avión, Marianne me preguntói si escuché el nombre del piloto, le respondì que usualmente no hago mucho caso ni de eso ni tampoco de las explicaciones que dan las sobrecargos sobre las salidas de emergencia. Estando todavìa en Mèxico y calculando la hroa de comida de Ruy (la cual siempre va antes de dormir) decidimos darle mamila al bebé mientras los impacientes pasajeros abordaban el avión de la mejor forma que pudieron, así que nosotros fuimos los últimos en subir al avión, la idea darle comida a Ruy es que se diurmiera y que durante el despegue no le dolieran los oidos, al aterrizar Marianne decidió ir al baño para cambiarle el pañál a Ruy, cuando el avión se encontraba ya sin pasajeros,. las sobrecargos me mioraban como
pregutando si yo epseraba algo, después de unos incóm,odos minutos me dirigí a la parte delantera del avión y me encontré a Mrianne platicando con un sonriente capitán, que por pura suerte del destino también se llamaba Ruy, platicamos un rato con este otro Ruy, que nos aseguró nuestro Ruy seguro va a ser piloto de avión, después de eso nos dirigimos hacia migración.

Etiquetas:

2 Comentarios:

At lunes, marzo 05, 2007 4:39:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

¡¡¡Bienvenidos, es que muy bienvenidos mis amores!!!. Ahora le toca al pueblo, como decimos acà. Es tiempo de que abuela Ina disfrute de ustedes y sobre todo de èl, de mi encantador Ruy. Es un niño presente, atento y risueño con los ojos màs vivaces que he visto. Gracias por el regalo. Abuela Ina

 
At martes, marzo 06, 2007 9:51:00 a. m., Anonymous abur nos responde...

que la pasen todos muy bien por allá, principalmente la abuela INA . felicidades.

 

Publicar un comentario

<< Inicio