domingo, marzo 18, 2007

confesión de un adicto

Mi nombre es pipenui y soy adicto.

Anoche antes de cenar ya no podìa aguantar esa sensación que me recorría el cuerpo desde la mañana, aprovechando que todos en la casa se encontraban distraídos me escapé y dirigí a la puerta negra que se encuentra a unas casas de distancia, con nerviosismo descubrí que el "güatón" había regresado de sus vacaciones y le pedí un "cucurushito" de 300 pesos, no me alcanzaba para más. Me dirigí a la esquina donde esta el sauce y oculto por sus ramas decidí terminar con el contenido del paquete que por alguna razón siempre es de ese papel blanco como de periódico no impreso. En un par de bocados me terminé las papas fritas.

Si hay algo que me vuelve loco son las papas. Papas fritas, papas cocidas, papas a la sal, papas en julianas, papas en rodajas, papas chicas como ojo de perro, papas grandes como granada de mano. No es porque la papa sea de origen peruana casi chilena, de hecho cruda ni siquiera es una verdura elegante pero por alguna razón me vuelve loco.

Soy adicto a las papas.

2 Comentarios:

At lunes, marzo 19, 2007 8:49:00 p. m., Anonymous Prisci nos responde...

Por un momento pensé que te habías hecho adicto a alguna golosina chilena o algo así. ¿Verdad que las papas del hemisferio Sur son la neta del planeta?. Algunas personas se asombran cuando les cuento que en Ecuador hay en cada mercado una sección de papas así como acá en México una de chiles. Mucha variedad y un sabor tan rico!!. Amigo te comes una de esas bolsitas en mi nombre y un pastel de choclo también porque no!

 
At jueves, marzo 22, 2007 3:35:00 p. m., Anonymous abur nos responde...

"somos lo que comemos..."

 

Publicar un comentario

<< Inicio