viernes, julio 14, 2006

Tacos el chupacabras

Sólamente en este México surrealista pueden pasar ciertas cosas. Cerca de nuestro anterior departamento, abajo de un puente que sostiene a Río Churubusco un día se colocaron un grupo de puestos informales que venden desde música pirata hasta fast food mexican style (tacos pues), estos fueron desalojados hace unos meses de la acera de la matriz de un banco cercano que ocupa toda una manzana. A mi me importa esta situación en cierta medida porque la curva bajo el puente es la que yo tomo para llegar a mi casa y ahora siempre hay varios coches estacionados que imprudentemente disminuyen el espacio de maniobra. También es mi camino cuando voy a pie rumbo a la estación del metro.

Entre todos los puestos nuevos hay uno que sobresale por su inundante y generoso olor a taco de perro callejero y que se hace llamar Tacos el chupacabras, lo chistoso es que incluso muestran una dirección web que si bien era falsa al principio un chistoso decidió registrarla como homenaje. La página es un wiki y como tal cualquiera puede editarla por lo que contiene lenguaje un tanto fuerte.

Un cartel colgante muestra el menú y se publicita con el siguiente texto:

Los únicos sabrosos
nutritivos tacos
y recuerde que si es de res, aquí es,
y si quiere de potro, allá con el otro.

5 Comentarios:

At sábado, julio 15, 2006 10:36:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Ingeniosos y simpàticos tus taqueros, Pipenui. Alguna vez te contè del ingenio y cultura de un conductor de camiòn materialista que en el parachoques trasero habìa escrito "Soy materialista, pero no dialèctico". Ideologìa muy en boga en aquellos lejanos años 70`s. Ina

 
At martes, julio 18, 2006 12:18:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

conoci la "barbacoa" por primera vez en mi vida, visitando la ciudad de Monterrey, México. Me parecio muy sabrosa pero nunca mas volvi a saber de ella, años mas tarde, en la ciudad de México, me invitaron a comer barbacoa, y yo queriendome sentir interesante tal vez, accedí aludiendo saber perfectamente de que me hablaban y de haber provado el platillo. Desde el primer moemnto, a mis ojos no les fue familiar aquella carne, comparad con la que conocí años atras en Monterrey, al probarla, pense que tal vez la carne estaba en mal estado, y me extrañaba enormemente que los demas comensales comentaban sobre lo sabrosa que estaba, yo no pude más, me fué imposible tomar un bocado más, hasta que alguien me dijo que era carne de chivo !!! , casi muero de la impresión, tenía yo la certeza de haber preguntado en monterrey de que animal era la carne y que me habian comentado que de res, ignoraba yo que un platillo, de nombre tan peculiar, se elaborara con diferente animal según la zona geográfica de este país, en el que hubiera sido elaborada la "barbacoa", chivo, borrego o vaca... les comento que mas de 3 días me ha durado el malestar estomacal, la diarrea y la sorpresa. Desde ese entonces, jamás como una carne que no me sea asegurada la procedencia. He comido caballo, venado, cerdo, vaca, jabalí, león, oso, conejo, cuyo, camello y muchos otros mas (que no menciono pues podría provocar asco a los lectores...), pero siempre con la certeza de saber que forma tenía la "fabrica" de esa carne. No me da asco probar, las SORPRESAS es lo que prefiero evitar.
abur

 
At martes, julio 18, 2006 12:23:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

perdón por la falta ortográfica probar, probar, probar, probar, probar, probar, probar, probar, probar, probar. Me apeno mucho releer mi nota y encontrarla, hay errores de "dedo" que bueno, van y pasan, pero equivocarse con las B's o V's para mi es muy penoso, asi que se las escribo 10 veces como en el colegio solia hacerse (cuando nos enseñaban a escribir correctamente)
abur

 
At viernes, agosto 04, 2006 10:26:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Cuando vengas por estas latitudes, querido Abur, si andas por la regiòn de Los Lagos (su capital es la ciudad de Puerto Montt), encontraràs algo muy parecido a la Barbacoa. Es una maravilla que los habitantes de las islas llaman Curanto. Para ello, se juntan muy temprano, hacen un hoyo en la tierra, el fondo lo cubren con piedras calientes y sus paredes y su fondo con hojas de Nalca -enormes, gruesas y resistentes- y ahì van a reunirse las carnes de pollo, res, cerdo, mariscos, pescados longanizas y papas, muchas papas enteras con su piel. Todo ello condimentado con ajos y cebollas, hierbas de olor y regado convenientemente con vino blanco. Se cubre todo con màs hojas de Nalca y al final se pone el metro cuadrado de pasto que se sacò cuando se hizo el agujero. Ocho horas hay que esperar para disfrutar esta delicia, se amenizan con cantos y bailes acompañados de guitarras y por supuesto ¡vino tino!. Sòlo espero que tu estòmago resista este engendro, ya que vale la pena. Ina

 
At sábado, septiembre 22, 2007 6:49:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

f*king blufferos fresoides sin cerebr... de perro has de tener la cola q lero

 

Publicar un comentario

<< Inicio