jueves, julio 13, 2006

Como hongos



Una de las primeras panorámicas que hice fue tomada en Santiago desde la casa de mi tío Renato. Su departamento era nuevo y ya desde entonces me contaba la posibilidad que el aspecto del barrio cambiara. En la parte superior de la imagen se muestra una panorámica tomada el año 2003 y en la inferior una tomada a principios de este año, claramente se muestra el crecimiento de construcciones. Lo que hacen las constructoras es comprar un grupo de casas colindantes (4-8), las derriban y construyen hacia arriba.

Algo que suele ser impresionante en el paisaje chileno es la cordillera, es una referencia importante y en algun momento se perderá.

2 Comentarios:

At viernes, julio 14, 2006 8:49:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Si, Pipenui. Este es un modo de pensar muy chileno. Los barrios envejecen junto con sus habitantes. Los hijos se van a otros que -entonces-se ponen de moda. Los habitantes de esos barrios antiguos ya viejos, cansados de cuidar y mantener casas grandes y quizàs con menores ingresos, se ven tentados por el dinero que ofrecen las empresas constructoras. Y, ¡vamos demoliendo! Es muy raro encontrar en Chile edificios antiguos, de abolengo. A veces temo que un dìa encuentre a La Moneda demolida para cambiarla por un edificio de varios pisos, con ventanales de espejos (se me pasò la mano ¿verdad?). Ina

 
At sábado, agosto 05, 2006 6:26:00 p. m., Blogger rousse nos responde...

es una pena que les de la moda de tirar para crecer hacia arriba. dentro de unos años se arrepentiran de sus pecados y lopeor es que ese paisaje de la coordillera quedara oculta detras de los edificios.

 

Publicar un comentario

<< Inicio