jueves, enero 22, 2009

Instantaneas del viaje 2a parte

Subiendo cualquiera de los elevador esse llega a las partes altas de Valparaìso, ciudad vecina de Viña del Mar. Las casas son algunas muy viejas.



Desde el paseo yugoslavo se puede ver toda la ciudad, Ruy se acostumbrò a hacernos una broma en cada foto. Le pedìamos quedarse quieto posando y en el momento justo se arrancaba corriendo hacia uno.



La bahìa estaba llena de paseantes, gente por todas partes gritaba que el pròximo paseo en bote salìa en cinco minutos. Habìa de todos precios, los de "luca" (como se ve en la foto) parecìan botes llenos de cubanos camino a Florida. Por esta ocasiòn decidimos no ir.


Casi un año pasò para poder estar juntos.



Frente a Calatayud 606. Este viaje claramente fue distinto a cualquier otro, tuve la oportunidad de reencontrarme con los recuerdos de hace 30 años gracias a mi madrina. A pesar de estar ahì afuera, no puedo reconocer la casa de mis abuelos, otras personas viven ahì y me encuentro con una casa màs pequeña de lo que recuerdo, ¿y què es de esos niños con los que jugaba?



Y hablando de la madrina...


En Viña, con sus atractivas aguas gèlidas e inmenso calor humano.



¡Ahoy, capitàn!


Los viñeodos del valle de Casa Blanca.

3 Comentarios:

At sábado, enero 24, 2009 7:48:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Guardo buenos recuerdos de este viaje de ustedes, la convivencia con los niños, lejos, lo màs gratificante. Los extraño mucho. Viendo las fotos, descubro que estoy copiando un cuadro de Valpo. con la misma imagen que atrapaste desde el paseo yugoeslavo. El pintor al que le estoy fusilando la pintura, hizo una panoràmica que incluye edificios y sitios eriazos que no aparecen en la foto. Es para mi sala, algùn dìa lo veràs. Besos, Ina

 
At sábado, enero 24, 2009 10:28:00 p. m., Anonymous marianne nos responde...

Que lindo estuvo, los niños estuvieron felicies y los abuelos mas. Me emociono mucho ver al abuelo Luis y que conociera a Ruy y Helena, ojala tengamos otro viaje para compartir con el, solo el tiempo dira.
Ina que bueno que pudiste disfrutar a los niños!

 
At lunes, enero 26, 2009 6:57:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Si, lo que màs me impresionò fuè ver a los niños tan felices, sonrientes todo el tiempo, con un comportamiento ideal, aguantando los avatares y sorpresas que les ocasionaba el andar de vacaciones por el fin del mundo, ¡ya mis nietos son unos viajeros con experiencia! Besos, Ina

 

Publicar un comentario

<< Inicio