jueves, mayo 22, 2008

6° sobre cero

Hoy fuimos con la copia a una exposición de productos publicitarios. En general parecía que no había mucho relacionado al negocio (la copia estaba maravillada por esos plotters robotizados con 21 cartuchos de color) pero descubrimos un par de maravillas, como una empresa que vende los típicos lentes de cartulina para ver películas 3-D que tanto he buscado desde hace tiempo.

Ya estaba convencido de la pérdida de tiempo y dinero cuando en una esquina del enorme centro de exhibiciones que construyeron en el hipódromo se me acerca una "vendedora" con pinta de extranjera y nos invitó a pasar al "bar de hielo". Una empresa en México decidió que por una módica cantidad puede contruir un iglú para venta de licores en donde sea. Tenían un cuarto muestra que mediría unos tres metros por lado; con paredes, asientos, techo, barra y cien vasos de hielo (faltaban las focas). El interior refrigerado artificialmente donde el barman nos explicó que querían evitar resfriados manteniendo la temperatura a sólo 6° C. Me pareció una buena forma de celebrar una fiesta, pero el precio es de $40,000 dólares (insisto que faltaban las focas). Con razón eso sólamente se ve en películas de James Bond.

Etiquetas:

2 Comentarios:

At domingo, mayo 25, 2008 2:28:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Recuerdo cuando mi gobierno de la època mandò un trozo de "iceberg" a la expo-Sevilla. Igual llamò la atenciòn, sobre gustos.....Un beso, Ina

 
At lunes, junio 09, 2008 1:41:00 a. m., Blogger Marianne nos responde...

yo quiero conocer un bar de hielo!! y tomarme un martini en vaso de hielo!!
Algun dia se me hara

 

Publicar un comentario

<< Inicio