domingo, enero 07, 2007

Un nuevo año

Acaba de terminar el maratón guadalupe-reyes y puedo decir que no me encuentro en condiciones como para otra comilona, simplemente es imposible.

Sucedieron tantas cosas que parece imposible reseñarlas, incluyendo una noticia la cual todavía no estoy autorizado a revelar. Las reuniones estuvieron en general buenas, los regalos bien pensados (nada de tablas para picar, llaveros o cosas por el estilo) aunque inevitablemente nos regalaron un asiento para la tina del bebé con toda la dedicatoria para padres inútiles. La comida muy buena pero es otro año que se me va sin probar pavo relleno. Para celebrar el cumpleaños de Marianne que es muy cercano a navidad fuimos finalmente al único restaurante indio que parece haber en la ciudad, aunque el restaurante en realidad es paquistaní la comida estuvo magnífica, hay que regresar. También estuvimos apapachadores porque murió la mamá de la tía Montxe justo el 24. Los Leones, que se fueron p'al norte, nos trajeron unas carnes de res que mientras esperan ser colocadas sobre el asador son besadas y sobadas con todo cariño por mí.

¿Fotos? muchas, más de las que se pueden mostrar pero dejo una que tomamos ahora que Ruy no se puede defender, ésta va junto a otras donde aparece desnudo. Espero usarlas como arma de chantaje cuando sea adolescente.

Etiquetas:

2 Comentarios:

At lunes, enero 08, 2007 1:05:00 a. m., Anonymous rousse nos responde...

que lindo se ve mi pollo en su bota de Navidad. Estoy segura que cuando cresca nos va a odiar por esa foto pero vale la pena tenerla.

Feliz año 2007!!!!

 
At viernes, enero 12, 2007 9:14:00 p. m., Anonymous abur nos responde...

felices navidedes y mejor año nuevo para istedes con toda mi admiración y respeto

 

Publicar un comentario

<< Inicio