miércoles, diciembre 27, 2006

Mi carta a La Jornada

Hoy leo el periódico como todos los días y al terminar el editorial decido que debo mandar una carta. No tengo idea de si la publicarán pero en todo caso la copio aquí:

Señora directora:

El editorial "El ultimo grito de ahogado de Pinochet" aparecido el día 26 de diciembre en La Jornada me ha motivado a escribir la siguiente reflexión. Usualmente cuando se habla sobre el golpe militar de 1973 en Chile se suele repetir la idea errada sobre la ruptura de una larga tradición democrática, tradicion tanto de la sociedad como del ejército. He sido testigo de como muchas personas descubrieron con sorpresa que a la muerte de Pinochet hubo muestras de apoyo tales como hacer fila por horas para verlo.

La famosa tradición democrática chilena no se rompió por primera vez el año 1973, de hecho es una repetición de diversas rupturas que terminan en derrocamientos con exilios y que se sucedieron desde finales del siglo XIX. Vayan aquí unos ejemplos:

- José Manuel Balmaceda (1840-1891) se suicida a los pocos días de terminar su mandato, enfrentó una guerra civil ese mismo año.
- El presidente Arturo Alessandri Palma se exilia en 1924 después de la formación de un comité militar y su manifestación física contra el congreso conocida como "ruido de sables", que desde entonces es señal de tentativa de golpe de estado.
- En 1925 el teniente Carlos Ibáñez del Campo y el Coronel Marmaduque Grove organizan un golpe contra la junta militar de Luis Altamirano.
- En 1938 un grupo de nazis chilenos intentan un fallido golpe de estado contra Arturo Alessandri.
- En 1944 Ibáñez vuelve a intentar otro golpe con el apoyo de Perón en contra del presidente Juan Antonio Ríos.
Mi intención no es sugerir que Chile es un país antidemocrático, más bien es la de señalar lo que mucha gente desconoce de una sociedad con alta participación política y militares que suelen saltar a ella a la menor provocación. Parte no tan minoritaria de la sociedad chilena apoyó el golpe de estado (aunque sea con su silencio) y todavía sigue apoyando las causas del "pronunciamiento militar", incluso llegando a expresar que de ser necesario el ejército volvería a actuar de esa manera. En la actualidad los chilenos en conjunto no han decidido verdaderamente a no volver a repetir los horrores del pasado, tampoco se comprometen a decir al unísono "nunca más", si bien la gran mayoría quiere dejar la historia reciente en el pasado (así como está, sin hacer muchas olas) también se encuentra gente dispuesta a repetir la historia si es necesario, eso vuelve imposible una verdadera reconciliación y lo peor de todo que se repita en un futuro.

Etiquetas:

6 Comentarios:

At jueves, diciembre 28, 2006 11:13:00 a. m., Anonymous abur nos responde...

soy partidaria de que la gente exprese su sentir, sus ideas y su conocimiento. En nuestros paises iberoamericanos, desgraciadamente la gente no se informa, no le importa o no se atreve a investigar mas allá de lo que alguien le cuente. No soy lector de la jornada, a mi gusto muy tendencioso pero respeto de cualquier forma y te apoyo.
Sabias acaso tu, que tampoco eres mexicano, que en México el 99% de la poblacion cree que la independencia fue con fin de liberarse de España? ...

 
At jueves, diciembre 28, 2006 11:39:00 a. m., Blogger Titus nos responde...

Bueno, desde hace dos años ya soy mexicano.

Usualmente por las mañanas leo más de un periódico, como no hay medio imparcial logro darme de esa manera una idea desde varios ángulos. La Jornada es de los pocos diarios mexicanos que suelen analizar la actualidad chilena, por eso les escribí.

Por cierto, publicaron mi carta el día de hoy.

 
At jueves, diciembre 28, 2006 8:14:00 p. m., Anonymous abur nos responde...

felicidades, es una emocion especial el ver algo escrito por uno publicado en algún medio. Solo dime, te hiciste mexicano sin renunciar a la nacionalidad chilena? No te convenia el ser binacional? sabes tu acaso si se puden tener mas de 2 nacionalidades en México?

 
At miércoles, enero 03, 2007 8:45:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Felicitaciones, Pipenui. Tienes totalmente claro el panorama. Comparto tu opinión. Al respecto al varios libros, uno de ellos "La Cofradía Blindada" (se me escapa el nombre del autor), hace un análisis del tema y de cómo varios gobiernos civiles en Chile se encargaron a través del tiempo, de otorgar todas las excusas a los militares para sentirse garantes de la constitucionalidad y la ley. La carta está muy buena y lo menos que te merecías es que la publicaran. Ina

 
At lunes, enero 08, 2007 12:59:00 a. m., Anonymous rousse nos responde...

La guerra de independencia se inicia con el fin de liberarse del gobierno de Pepe Botella (Jose Bonaparte) mientras Felipe VII recuperaba el trono de España, pero se sigue hasta lograr la independecia de España, ya no recuerdo como.
Y por cierto aunque se inicio en 1810 en realidad ya habia habido unos dos o tres intentos desde 1807 ó 8. Por ultimo, aunque el credito se lo dan al Cura Hidalgo, fue Allende quien planifica la lucha, ademas se incica el 15 de septiembre porque los descubren y tienen que actuar con rapidez...
en fin, son de las pocas cosas que recuerdo bien de las clases de historia

 
At jueves, enero 11, 2007 4:21:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Realmente me parecen muy interesantes los datos, por supuesto esa carta es totalmente merecedora de haber sido publicada.

Saludos.

Laszlo (alias El Lic. menonita)

 

Publicar un comentario

<< Inicio