martes, junio 20, 2006

Girasoles

Ya comienzan a florecer los girasoles de mi huerto tamaño vivienda popular. Desde un principio mantuve esperanza en estas flores, ya que fueron las primeras en salir y crecieron más de lo que esperaba, sin embargo también les fallé.

Como ya he contado se me ocurrió la magnífica idea de colocar todas las semillas en una sola maceta y cuando me di cuenta las pobres plantas estaban dándose más codazos que en partido mundialista y las raíces se enredabal cual trensa de mesera alemana. Cuando tenían unos 10 centímetros de tamaño decidí transplantar la mitad de las plantas (unas 20) directamente a la tierra del jardín, gracias a la Trufa y al escaso sol sólamente sobrevivió una de ellas, la cual acabo de regresar a maceta hace una semana exactamente.

Poco a poco fui colocando girasoles individuales en su respectiva maceta y descubrí que es cierto lo que dicen los jardineros, que "airear" la raíz no es bueno. En todos los casos la planta se apachurraba a los pocos minutos de la operación y ponía cara de uva pasa por unos tres o cuatro días, la mayoría sobrevivía la operación pero mi corazón sufría mientras no había una recuperación total.

No entiendo muy bien la genética de los girasoles pero son plantas muy altas que pueden perder la verticalidad muy facilemente, las plantas a las que no enderecé con un palo crecieron muy chuecas, no creo que ellas esten enteradas de lo que es el geotropismo porque claramente el tallo inicialmente no puede soportar su propio peso, sólamente un girasol de todos tiene el tallo estirado, ¿cómo le harán en la naturaleza?

Otra cosa que comprobé es que muchas plantas en un espacio reducido, en este caso una maceta crecen menos que las que fueron transplantadas desde un principio, todas están a punto de florecer pero hay algunas con la mitad de la estatura de sus hermanas mayores.

A unas cuadras de la casa venden una docena de girasoles gigantes por $3 dólares, lo cual yo creo que no cubren el cariño, tiempo y esfuerzo dedicados. Mi intención ahora que acaba este primer ciclo del huerto es el de posiblemente regalar algunos girasoles y conservar el resto, medio año ha pasado desde que planté las semillas y espero para el próximo ciclo producir mucho más. En todo caso estoy convencido que la naturaleza es extraordinaria.

2 Comentarios:

At jueves, junio 22, 2006 5:23:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

esta experiencia vivida con las plantas, te esta preparando tambien para la paternidad. y mira que cuidar una planta, por dificil que pareciera, es mucho menos complicado que cuidar un hijo, y al igual que tal vez coloques tus plantas con alguien como un "regalo", preparar y formar a los hijos equivale a lo mismo. A tu misma pareja le paso algo similar, sus padres la cuidaron, la prepapraon, la cultivaron, la llenaron de cariño, no era lo mismo que ninguna otra mujercita en el mundo por hermosa que fuera como la propia, pero un día ella fue entregada a este neurotico (dicho por ti en varias ocaciones)que ahora pelea con los girasoles... suerte en esta practica botánica.
abur

 
At miércoles, julio 05, 2006 11:51:00 p. m., Blogger rousse nos responde...

Gracias por entender lo que pasa en realidad en esta relacion, en verdad, GRACIAS! ; )

 

Publicar un comentario

<< Inicio