martes, septiembre 07, 2010

¿A quién quieres más?

En realidad nadie me lo ha preguntado, pero siendo una pregunta hipotética puedo resumir los últimos cuatro años de vida con los niños.

Lo primero es explicar la certeza de que al nacer ellos se tiene un sentimiento universalmente compartido por otros, pero al mismo tiempo inexplicable. Con Ruy siempre he pensado que lo entiendo, basta su mirada para comprender lo que siente. Helena al contrario, es completamente críptica, cuando tiene fibre no se queja y la vemos brincando en su cama. El primer año de vida no se expresó mucho pero ahora lo hace de maneras que sólamente una mujer lo puede hacer, no estaba preparado para eso. Si bien no tenemos tanta interacción, al verla me siento como hipnotizado, puedo estar durante minutos contemplándola o sosteniendo el plato de la comidita que ella me prepara.

Ruy comenzó hace unos días su segundo año de escuela. Más maduro, sin saber que ahora la nueva maestra espera de él un comportamiento un poco más desarrollado, ya no hay siestas a mitad de la mañana, ahora debe cargar una mochila y debió separarse de sus tres mejores amigos para aprender a adaptarse a otros niños. La buena noticia es que la maîtresse de este año sí les va a permitir tener una mascota en clase (me refiero a un roedor, no a un niño para agandallar).

Ruy va muy bien con el lenguaje, es un progreso impresionante el del pasado año. Helena ya está dejando el pañal, momento en que es sabido los niños comienzan otro estirón mental por el que su lenguaje desarrolla bastante.

Hasta ahora Ruy no nos platica mucho sobre su experiencia en la escuela, cuando le pregunto cómo le fue, usualmente me responde con un "bien", ¿qué hiciste? responde con un "todo". El colegio nos mantiene informados constantemente, por lo que no nos causa preocupación.

Por cuestiones de edad, Helena entra a la escuela hasta el próximo año y va a ser la niña más grande de su salón, mientras que Ruy es de los más pequeños. No estamos muy seguros de qué hacer con ella, ya que Marianne ahora inició sus labores como fotógrafa y yo también me encuentro afuera de la casa la mayor parte del día. Estamos pensando en insicribirla a un maternal que se encuentra a un par de cuadras de la casa.

1 Comentarios:

At martes, septiembre 07, 2010 4:41:00 p. m., Blogger D.I. Felipe González nos responde...

Esa es una pregunta odiosa, y que la formulan personas que no saben que a la gente (familia o amigos) se les quiere de maneras distintas y no en cantidades distintas.

 

Publicar un comentario

<< Inicio