domingo, agosto 31, 2008

Placeres culposos

Supongo que todos tenemos uno, o alguna vez lo hemos tenido. En lo que respecta a películas no dejo de sentir atracción por "El día después de mañana", que he visto ya al menos una decena de veces. Si descubro que la van a pasar por televisión, prendo el DVD en ese momento (dependiendo del tiempo disponible, por supuesto) y pongo mi disco edición especial, que no tiene nada de especial respecto al normal además de tener una envoltura como de holograma. Verla en alta definición no ha hecho más que incrementar esa afición.

Sin querer analizar mucho mi placer culpable me pregunto qué es lo que hace que esa película de desastres me conmueva tanto. Dudo que la cinta sea algún día un clásico tipo Marabunta pero creo descubrir que sin querer los productores incluyeron una serie de elementos que a lo largo de la vida me han marcado. Recuerdo que algo similar ocurrió con Parque Jurásico (dinosaurios, fósiles, computación grafica, Unix, ciencia, etc.), fui al cine cuatro veces a verla pero esa fiebre pasó al correr de los años.

Bueno, he ahí uno de mis placeres culpables.

Etiquetas:

1 Comentarios:

At miércoles, septiembre 03, 2008 1:07:00 p. m., Blogger Marianne nos responde...

el mio es ver toda la serie de Harry Potter, puedo ver un maraton de pelis sin ningun problema cuando se presenta la oportunidad.

 

Publicar un comentario

<< Inicio