viernes, noviembre 06, 2009

A nuestros muertos

Una muestra muy profunda del sincretismo mexicano es el día de muertos. Este año montamos con Marianne una ofrenda cuyo significado no es religioso ni busca llamar fantasmas, pero sí es nuestra forma de recordar a nuestros familiares que se fueron en estos años recientes y creemos nos hacen falta. En principio cada calavera de azúcar representa a los que recordamos, pero hace falta una, la de Degaulle que murió hace apenas unos días. Abuelo, abuela, go, Degaulle, nos acordamos de ustedes.

Por cierto que el pan de muerto pequeñito lo hizo Ruy en el liceo.

Etiquetas:

2 Comentarios:

At jueves, noviembre 12, 2009 7:50:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Lamento la muerte de Degaulle, que pena màs grande. Hermoso el gesto de hacer la ofrenda en su casa, emotiva forma de recordarlos. Besos, Ina

 
At sábado, noviembre 14, 2009 12:38:00 a. m., Blogger rousse nos responde...

Los extranos mucho, así que tome un cafecito con ellos

 

Publicar un comentario

<< Inicio