lunes, agosto 03, 2009

Big Easy

Ya me encuentro en Nueva Orleans por mi visita anual a la meca de la animación por computadora, SIGGRAPH. En casa se me olvidaron dos cosas importantes: los dólares y la cámara fotográfica. Por un momento estuve meditando el problema que eso implicaría, ya que esta entrada y las que siguen van a estar escasas de imágenes.

Sin embargo a las pocas horas de mi llegada me doy cuenta que lo más presente no es tanto la vista como lo son otros sentidos, el olfato entre estos. Desde el olor dulzón del chofer de taxi, el olor nauseabundo de cerveza barata en las calles del "French Quarter" y pasillos del hotel, el aroma a comida criolla y francesa cercano a los restaurantes, e incluso el piso mojado después de las 2 ó 3 lloviznas del día. Sin ser tan exagerado como en la novela El perfume, todo el tiempo estoy siendo bombardeado por olores, esta es definitivamente una cuidad que huele.


Etiquetas: ,

1 Comentarios:

At martes, agosto 04, 2009 12:18:00 a. m., Blogger rousse nos responde...

Bienvenido/Bienvenue/Wellcome
a Nueva Orleans, ciudad Criolla de ricos sabores

 

Publicar un comentario

<< Inicio