lunes, febrero 20, 2006

Tierra y semillas

El pasado mes de octubre inicié un experimento paralelo a la afición del jardín. Decidí crear una composta con los desechos orgánicos de la cocina. Al igual que como me pasó con la jardinería, la composta la hice de forma intuitiva, con la poca información disponible.

La idea de la composta es la de apartar un espacio en una esquina del jardín y cavar un hoyo para ir colocando las sobras de verduras, frutas y plantas que van saliendo diariamente en la casa, así como los montones de hojas que el otoño nos obsequió. Cada día los desechos son tapados con una pequeña capa de tierra y cada diez días he ido revolviendo todo para oxigenar, Marianne me prohibió agregar desechos cocidos o crudos de animal, carne pues. Lo primero que pude ver es la disminución de basura que se acumula, que ahora ya no huele, no chorrea y no atrae moscas, por otra parte la composta a las pocas semanas ya huele a tierra nuevamente. El proceso de transformación de desechos orgánicos a una tierra de alta calidad dura unos dos o tres meses, los cuales ya pasaron (de hecho ya tengo una segunda composta en formación). Me pude dar cuenta que la fauna existente en la composta tuvo ciclos, supongo que dependientes de el proceso de descomposición, ahora ya no se ve nada.

Tuve que esperar a que pasara lo más fuerte del invierno para inciar la segunda parte del proyecto del jardín, y que significa crear un huerto. Ayer aproveché parte de la tierra de la composta para llenar algunas macetas y colocar algunas semillas de plantas. La mitad de los almácigos ya estan, en los próximos días terminaré con el resto de las mecetas que quedan libres. He plantado de todo, desde chiles hasta cebolleta, cilantro, tomates, etc. En un par de semanas sabremos si lo hice bien y empiezan a germinar.

1 Comentarios:

At lunes, febrero 20, 2006 8:17:00 p. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Siguiendo tu ejemplo, Pipenui, tambièn harè mi composta, nada màs que el sitio elegido para ella, lo ocupò el ciprès. Hay un lugar, a un costado exterior de la casa, cerca del limonero que acogerà de buena gana las sobras vegetales de mi casa. Mis plantitas me lo agradeceràn. Èxito con la plantaciòn. Ina

 

Publicar un comentario

<< Inicio