viernes, febrero 10, 2006

Commodore 64

La commodore 64 fue la segunda computadora que tuve y la única hasta muchos años más tarde cuando ya estaba en la universidad (me hubiera sido muy útil una PC en esos años), en los últimos años de la carrera mi amigo Carlos Niebla que ya trabajaba me regaló el gabinete de una computadora bastante vieja y como pude fui consiguiendo las partes faltantes para que funcionara.

Hoy me encontré una página que tiene decenas de juegos para Commodore 64 que se pueden jugar en línea, son los juegos originales pero emulados por un programa en el navegador en lugar de usar el equipo original. Inmediatamente me trajo añoranza de aquellos años en los que jugaba durante horas sin sentir remordimiento, claro que estaba en la escuela y las obligaciones eran mínimas. En 15 años han cambiado mucho los juegos; todavía me acuerdo de una estrategia de mercadotecnia usada por los programadores, usualmente en la publicidad mostraban dibujos creados por un artista donde se exaltaba la emoción del juego con personajes detallados y coloridos, todo lleno de acción pero al instalar el juego la experiencia era distinta. Como ejemplo pongo una imagen de la portada del juego Commando y otra del juego real capturada hoy mismo.

3 Comentarios:

At viernes, febrero 10, 2006 10:51:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

Acà la gente se querella contra la propaganda engañosa, Pipenui, haciendo uso de una ley recièn estrenada e inexistente en Chile hasta hace un par de años. Mis clientas, han caìdo en el garlito de pensar que el cabello les quedarà del mismo color que promete la cajita que contiene el tinte, sin saber que quizàs deban decolorarse antes para lograr ese efecto. Las fotos son preciosas y no dan màs explicaciones. No se han querellado pero han venido llorosas a que les arregle el desastre que quedò por querer ahorrar en peluquera. Lamento que esas compañìas engañen a los niños de esa manera. Què lata, Ina

 
At viernes, febrero 10, 2006 1:16:00 p. m., Anonymous Gunds nos responde...

Mi primera computadora fue una Casio de bolsillo, con la fabulosa cantidad de 4kb de RAM. Se programaba en ensamblador o en BASIC. y tenía un display de 4 lineas. Luego mi padre consiguió regalarme, comprada de segunda mano, una commodore 16. En la Universidad me volvía loco usando el AutoCAD en un par de PS/1 de IBM que no tenían disco duro, usabamos el programa desde dos floppies de 3 1/2" y tenia que sacar uno de los floppies para meter el disco de datos cada vez que quería guardar el trabajo. ¿quien dijo que los tiempos pasados fueron mejores? mentira podrida.

 
At martes, febrero 28, 2006 12:26:00 a. m., Blogger rousse nos responde...

conmovedora historia la de las computadoras y tu

 

Publicar un comentario

<< Inicio