domingo, noviembre 13, 2005

Mucha Luna

Hoy cenamos en casa con mi cuñado y familia. Después de socializar un rato nos fuimos a la azotea para usar el telescopio aprovechando una excelente noche sin nubes, sin embargo la Luna ya está creciente y eso hace que muchas estrellas ya no sean visibles.

En cuestión de dos semanas las condiciones visuales han cambiad enormemente, es increible lo bien que se podían ver ciertos objetos pero otros ya se perdieron. Hemos estado invitando a distintas personas a acompañarnos a observar el cielo y el reto de mantenerlos interesados siempre ha sido distinto, ahora se trató de mostrarle a una niña de 7 años recién cumplidos, estaba interesada por ver Marte pero preferimos mostrarle la Luna, desde luego que después de eso no se impresionó tanto por Marte.

Pudimos mejorar un poco las fotos de la nebulosa de Orión gracias a las escasas nubes y a un mayor tiempo de exposición, sin embargo las mejores fotos salieron movidas por problemas con el adaptador de la cámara.

1 Comentarios:

At martes, noviembre 15, 2005 8:49:00 a. m., Anonymous Anónimo nos responde...

A propósito de Física y Astronomía un cartel del Metro de Santiago, me explicó con simpleza la teoría de la relatividad de Einstein. Dice algo así: Imagina algo plano y flexible como una cama elástica para hacer ejercicios. Imagina que pones una bola de acero y qué pasa. Se va al medio y se hunde la cama dónde está la bola. Bueno, todo lo que pongas en la cama elástica, se irá al medio también, no porque la bola atraiga nada, sinó porque la cama está hundida. En resumen: un astro no atrae a los planetas porque pueda hacer eso, sinó porque el espacio a su alrededor está hundido y los planetas se acercan porque se van a lo más produndo porque no les queda otra. La explicación es de un alumno de física y me encantó que fuera tan simple, algo que nunca pude entender se me hizo amigable. Incluso puso la fórmula de E. y se entiende!!! Importante la experiencia que tuvo Danielle con el telescopio para interarla en la astronomía. Un beso, Ina

 

Publicar un comentario

<< Inicio