miércoles, noviembre 02, 2005

Una noche estrellada

El viernes me enteré que Marte estaría aproximándose como nunca durante el día sábado, la próxima vez sería en unos 70 años. Esto nos motivó a desempolvar el telescopio y desde el sábado nos pasamos las noches observando el cielo.

Constantemente ocurren fenómenos astronómicos únicos, lo importante del suceso marciano es que al aproximarse se puede ver con el doble de luminosidad de lo normal, eso significa que con un telescopio se pueden captar más detalles. Sí que los hubieron, debo decir que finalmente pudimos ver aquellas manchas que de acuerdo a los libros de texto veían los pioneros como Galileo. El telescopio es mejor que el de Galileo, en realidad cualquier telescopio moderno es mejor que el de Galileo, sin embargo él pudo captar grandes detalles que yo con mis dioptrías simplemente me tengo que imaginar, ¿cómo le hicieron?

Las fotos de Marte salieron un poco fallidas, sin embargo a simple viste se pueden divisar las manchas famosas, normalmente sólo se nota un punto de luz, como si fuera una estrella. Como las fotos de Marte no fueron lo que esperábamos entonces nos movimos hacia algo más sencillo y buscamos la nebulosa de Orion. En la foto se puede apreciar un poco la nube de gas y el trapecio, un conjunto de cuatro estrellas bebé que nacieron en esa nube de gas y polvo

Ya calientitos y con la energía al tope decidimos (nos acompañó Montxe) aventuarnos afuera de nuestra galaxia y apuntamos hacia Andrómeda, la galaxia más cercana a la nuestra. En la siguiente foto se observa un poco la galaxia que está cubierta por nubes terrestres y la luz de la ciudad, algo se logra apreciar. Nuevamene me maravillo por la capacidad de observación que tenían los antiguos.

El próximo fin de semana seguiremos con la observación, espero que se vea algo.

1 Comentarios:

At viernes, noviembre 04, 2005 7:15:00 p. m., Anonymous Gunds Elf nos responde...

Además, parece ser que este fin de semana (5 y 6 de noviembre) habrá lluvia de estrellas (tauridas del norte). No van a ser excepcionalmente abundantes, pero dicen los que saben que a veces producen un par de estelas muy brillantes.

 

Publicar un comentario

<< Inicio